Salta, clásica y moderna

A pocos días de disputarse la “Fecha de los Clásicos”, es momento de recordar uno de los más importantes del fútbol del interior.

Por un lado  Central Norte, los “Cuervos” , que actualmente se encuentran en el Torneo Federal B.  En la vereda de enfrente está Juventud Antoniana, que disputa el Torneo Argentino A. Se trata del Clásico Norteño, que tiene como protagonistas a los dos clubes más populares y con más historia de la provincia de Salta. Y con vigencia moderna, porque el clásico no se extingue.

Sin duda alguna, esta rivalidad es sobresaliente por lo convocante y también por la paridad que hay entre estos equipos, tal es así que por torneos de AFA disputaron 29 partidos y el historial se encuentra empatado, con 9 triunfos por lado y 11 empates. En cuanto a partidos pertenecientes a la Liga Salteña de Fútbol (LSF) el historial no es el mismo: aquí se enfrentaron en 152 oportunidades y Juventud Antoniana aventaja con 61 triunfos a los “Azabaches”, que se hicieron con la victoria en 59 ocasiones, con 31 empates para completar la cuenta.

La primera vez que se enfrentaron de manera oficial fue en 1933, con un resultado final de 2-2. También se cruzaron por Copa Argentina: En la edición 2013/2014 por la Fase Inicial Regional, en el Padre Martearena, Juventud se impuso 1-0, eliminando a Central Norte y avanzando a la segunda ronda, donde se enfrentaría a Central Córdoba (SdE).

La última vez que se vieron las caras fue por el Torneo Argentino A, en un partido que no solo quedará para el recuerdo de ambos, si no para la historia del Futbol Argentino: 3 de mayo de 2014. El encuentro definía nada menos que el descenso de alguno de los dos al Argentino B, y como no podía ser de otra manera “El Martearena” se vistió de fiesta con 9.500 entradas vendidas para cada parcialidad.

En cuanto al desarrollo no hay mucho para decir, fue un típico partido clásico y con el condimento extra de que había un descenso en disputa, jugado con nervios y con pierna fuerte de por medio. Una clara muestra de esto fueron las tarjetas mostradas por el árbitro de aquella noche: Central Norte recibió 3 amonestaciones y 2 expulsiones, mientras que Juventud Antoniana sufrió 5 amonestaciones y 2 expulsiones.

En 120 minutos y con pocas llegadas, el partido debió definirse por penales, donde Juventud Antoniana se impuso 5-3. Matías López fue el encargado de liquidar la serie y sentenciar así a Central Norte al descenso, hecho histórico ya que nunca se había definido una permanencia no solo entre estos dos clubes.

Desde aquella tarde pasaron 3 años y no se han vuelto a ver las caras oficialmente, aunque en el medio hubo amistosos que se destacaron más por la violencia en las afueras que por el juego en el verde césped. Los amantes del fútbol esperamos que regrese el Clásico Norteño cuanto antes y que se pueda disfrutar en familia el duelo entre Santos y Cuervos.

 

Lucas Goloboff 2° «A» T.M.