El fútbol disfruta del placer del green

El golf es el deporte elegido por los jugadores de fútbol para despejar la mente, es el cable a tierra con el que dejan el estrés que les produce el día a día en su club. Lo elije el técnico Pep Guardiola, entre tantos otros.»¡Wow! Creedme. Me considero muy afortunado, porque aquello fue una experiencia increíble», ha comentado Guardiola antes de un partido importante de Manchester City. ¿A qué se refería? Al llamado ‘milagro de Medinah’.
Es el golf. “He jugado partidos con Brian Kidd (asistente de Pep) y me ganó. Es un gran jugador el inglés, y no he conocido ningún inglés que no sea bueno en el golf”, declaró el ex DT de Barcelona.
“Me encanta el golf, por la paz que hay en el entorno. También porqué no hay árbitros allí. La norma está para todo el mundo y en nuestro deporte las decisiones están demasiado influenciadas por un árbitro. En lo bueno y en lo malo, no digo que sea injusto. Compites contra tu mismo y creo que es un juego realmente duro mentalmente. Creo que muchos de los aspectos psicológicos se pueden trasladar al fútbol. Aunque son deportes muy diferentes”.
«El jugador del pueblo», Carlos Tévez, aprovecha sus momentos libres para jugar al golf, uno de sus pasatiempos favoritos. El futbolista alcanzó a llevarle los palos a Andrés Romero durante el Abierto Británico 2012, por lo que este deporte es uno de sus principales hoobies. Pero también una actividad en la que se involucra de lleno, como si fuese un profesional.
Son muchos los casos de jugadores de fútbol relacionados al mundo del golf, lo que llevó al invento del nuevo deporte “Footgolf”. Una fusión de nombres de ambos deportes en el que los jugadores golpean un balón de fútbol para introducirlo en los hoyos, en el menor número de golpes posible.
Si bien, obviamente existe el aspecto relajante de caminar por un campo de golf en un día soleado, el ex jugador de la Premier League inglesa, Bryan Hughes, también siente que el deporte representa otra oportunidad para que los futbolistas flexionen sus músculos competitivos. «Está ese reto cuando jugamos golf. Como deportistas, todos lo tenemos en nuestros armarios. Queremos retarnos unos a otros, queremos retarnos a nosotros mismos y claramente ser los mejores. Es por eso que los futbolistas recurren al golf», dijo, tiempo atrás, a CNN.
Pero mientras el golf se encuentra en buen estado cuando de atraer futbolistas se trata, el deporte ha perdido jugadores en años recientes. Según un informe publicado en The New York Times, una encuesta actual de la Fundación Nacional de Golf de EE.UU, calculó que este deporte ha perdido 5 millones en los últimos diez años, y un 20% de los 25 millones de golfistas actuales, probablemente dejará el deporte en los próximos años.
Franco Marrero
Tomas Gawrysiak
Franco Marziano
Daniel Alvarez
Martín
Mario Rodriguez
2do «A» T.N