La pesadilla de los atletas, según la mirada de los argentinos

El dóping se incrementó en estos últimos años, según una evaluación realizada por la Agencia Mundial Anti-Dopaje

En los últimos Juegos Olímpicos se dio a conocer la sanción más dura para una delegación de deportistas de alto rendimiento por violación del Código Mundial Anti-Dopaje. Los atletas rusos no pudieron participar de las competencias olímpicas en Río de Janeiro 2016, debido a que se descubrieron una serie de casos de corrupción que se conocieron con el nombre de dopaje de Estado.

A pesar de los castigos impuestos, hay  cada vez más deportistas consumidores de sustancias prohibidas. El promedio que dio a conocer la WADA sería que cada día cinco atletas y/o entrenadores no respetan el reglamento. El número de países pasó de 109 a 122: un crecimiento alarmante.

Los atletas argentinos opinaron acerca de este flagelo y además de desear una competencia honesta, creen que deberían mejorarse los controles para que se realicen con más rapidez  y las sanciones sean al instante. “Que sigan revisando es perfecto, ya que siento que los descubrimientos científicos van más tarde que quienes se están dopando o haciendo trampa”, comentó Braian Toledo, lanzador de jabalina. El marchista Juan Manuel Cano, quien estuvo en un programa de la agencia mundial Anti doping, expresó: “Un dóping es una mancha que no te quitas nunca. Es un fraude al deporte y una violación a las reglas. Todo pasa por la calidad del ser humano.  Muchos creen que la falopa es un atajo y seguramente lo sea, pero el riesgo biológico es muy grande. Me canso de ver atletas que niegan a muerte el dóping, pero la ciencia te va a agarrar. Y cuando te descubren, se acaba la mentira”.

Otro de los deportistas que mostró su malestar fue Germán Chiaraviglio, quien en dialogo con el diario Clarín, declaró: “A la hora de penalizar a los que hacen trampa, es mejor tarde que nunca. Pero si pasa tanto tiempo, se genera una situación complicada para el que quedó detrás y se pregunta por lo que perdió esos años como damnificado”.

El ingerir sustancias ilegales no solo pone en peligro la carrera del deportista, sino también su salud. Pero a pesar de ser conscientes de ello, la necesidad de exigirse físicamente los lleva a actuar contra la ley. El dopaje es un tema que preocupa a los deportes de alto rendimiento porque a pesar de los intentos por combatirlo, no se ha hecho en su totalidad y una de las causas es porque están involucrados los Estados de los países con más violaciones, ya que mueve una gran cantidad de dinero.