Algo para recordar: Carlos Bianchi, «El Virrey»

En su cumpleaños número 67, vamos a repasar su carrera como jugador y Dt

Bianchi, el técnico más ganador de la historia de Boca. Foto:(Taringa)

Carlos debutó el 23 de julio de 1967 en el Club Atlético Vélez Sarsfield, como centrodelantero. Su gran capacidad goleadora lo llevó a él, y al club, a conseguir la Liga Nacional en 1968 y fue el máximo goleador en dos oportunidades: 1970 – 1971.

Su gran rendimiento en Vélez llevó a que sea transferido, en 1973, al Stade de Reims de la Liga Francesa. En el 1974, el Virrey, alcanzó una cifra importante de 30 goles, siendo, esta, superada en el ’76 por 34 anotaciones.

Estas actuaciones hicieron que Bianchi lograra irse al Paris Saint-Germain a fines del 1977. Estuvo dos años en esta institución, marcando 64 goles.

Tras un breve paso en el Racing Club de Strasbourg, Carlos decidió retornar a Argentina en 1981, para sumarse, nuevamente, a Vélez, sin sorprender a nadie, volvió a ser el máximo goleador del torneo. Luego, en 1984, regresó al Stade de Reims, donde finalizó su carrera como futbolista.

Luego de recibirse como director técnico, dirigió al último equipo que lo tuvo como jugador, el recientemente nombrado Stade de Reims, por cuatro temporadas. En 1993 regresó a su país para dirigir a Vélez, tras haber estado en clubes como el OGC Nice y el Paris FC.

Durante su paso por el club de Liniers, logró obtener la Copa Libertadores, la Copa Intercontinental, y la Copa Interamericana. En 1996, viajó a Italia, más precisamente a Roma, donde no tuvo un buen paso y fue destituido.

En el año 1998, comenzó la época dorada de Carlos Bianchi como entrenador, llevando a Boca Juniors a la elite mundial. Consiguió tres torneos locales, dos Copas Libertadores, y una Copa Intercontinental. En 2001, luego de perder contra el Bayern Múnich el título del mundo, salió del club, pero regresó rápidamente, en 2003, donde repitió todas las hazañas hechas en su etapa anterior. Consiguió “la triple corona” (Torneo local – Copa Libertadores – Copa Intercontinental), en ese año fue nombrado como el mejor entrenador del mundo. Finaliza su segunda etapa tras perder la final de la Copa Libertadores en 2004.

En 2005 no obtuvo buenos resultados en el Atlético de Madrid, y no dirigió hasta el 2013, donde tuvo su tercer, y última, etapa en Boca. No consiguió ningún título y fue destituido a mediados del 2014.

Autor: Lautaro Chade.