La violencia en franco «ascenso»

Foto: caatlanta.com

Un nuevo hecho de violencia sacude el mundo del fútbol de ascenso. Un grupo de barra bravas de Atlanta apretó al plantel en pleno entrenamiento. Pidieron $100.000 y Ezequiel Rodríguez sufrió la fractura del tabique nasal, el volante pidió la rescisión del contrato. En este caos, Guillermo Duró asumió como nuevo entrenador del Bohemio.

 

La violencia vuelve a decir presente en el fútbol argentino. Esta vez, los incidentes se produjeron en el ascenso. El plantel de Atlanta, que el lunes emprendía una nueva semana de entrenamientos, pero un hecho sacudió al plantel. Un grupo de entre siete u ocho barra bravas se trasladaron al predio del Bohemio en Villa Celina y realizaron un apriete al grupo.

 

El sábado, luego de la derrota por 3-1 ante Barracas Central del equipo hasta ese entonces dirigido por Fernando Ruíz, los violentos hicieron un pedido explícito a los jugadores: 100.000 pesos a pagar en las próximas 48 horas.

 

Dentro del predio, la situación se tornó compleja de frenar y los barras agredieron verbal y físicamente a los jugadores. Ezequiel Rodríguez, volante central del equipo de Villa Crespo recibió un golpe que le provocó la fractura del tabique nasal. El jugador realizó la denuncia correspondiente a Futbolistas Argentinos Agremiados y pidió la libertad de acción al club, que todavía no fue concedida.

 

El «Tucu» Rodríguez sufrió un golpe que le provocó la rotura del tabique. Foto: El Show de Atlanta

 

La Comisión Directiva del club hizo público un comunicado en el que “repudia enérgicamente los hechos acontecidos”, además manifestó: “La Comisión se encuentra abocada a realizar las acciones correspondientes y acompañará al plantel para brindar las medidas de seguridad y para que se aclare el suceso”.

 

 

En medio de esta desconcertante situación, el plantel Bohemio volvió a entrenarse en el predio con seguridad reforzada. Además, Guillermo Duró asumió como nuevo director técnico y en el día de hoy dirigió su primera práctica pensando en el partido del martes ante Fénix. Mientras tanto, se espera una resolución ante la posible recisión del contrato de Ezequiel Rodríguez.