La construcción del Metrobus de La Matanza: ventajas y desventajas

Las obras nuevo sistema de tranporta público se encuentran avanzadas en un 70%; una vez finalizadas, se espera reducir el tiempo de viaje de los colectivos en un 27%, pasando de 45 a 33 minutos

La primera etapa del Metrobus La Matanza unirá González Catán con San Justo, utilizando las avenidas Juan Manuel de Rosas, Juan Domingo Perón, Florencio Varela y De Mayo; y en una segunda etapa se extenderá hasta la Avenida General Paz.

Además se construirán dos estaciones complementarias, una en el km 32 de la ruta N° 3 y otra en Ramos Mejía para una espera más cómoda y segura. En el Centro de Transbordo ya fueron colocadas las estructuras de los futuros refugios y se encuentra avanzada la pavimentación del predio.

Sin embargo, actualmente, el tránsito que circula por toda La Matanza es un caos porque las 21 líneas de colectivos que circulan sobre la RN 3 operan en forma desordenada, compartiendo la ruta con el tránsito particular y los camiones.

No obstante, sin ninguna parada oficial los pasajeros esperan en paradas a la intemperie, a un costado de la ruta, con riesgos para su seguridad y en condiciones desfavorables. En muchos casos, las paradas no cuentan con señalización adecuada de las líneas ni de los recorridos, lo que representa un problema para la gente que no conoce la zona.

A todo esto se le suma el deterioro de las calles y las casas y/o edificios por las cuales circula el grueso del tránsito pesado y una cantidad determinada de coches, pero cuando aparecieron los colectivos y los camiones el asfalto comenzó a ceder, lo que generó muchas imperfecciones en el trazado.

 En cuanto a los edificios cercanos, que son muy antiguos, hubo varias quejas de los vecinos sobre grietas que se presentaron el las paredes. Además de lo peligroso que es cruzar la calle, porque los colectivos circulan a velocidades moderadas.

Cuando la obra concluya se separará el transporte público del general y mejorarán la circulación, la seguridad y los tiempos de viaje. Asimismo, el corredor del Metrobus pondrá en valor seis barrios: Lomas del Mirador, San Justo, Isidro Casanova, Gregorio de Laferrere, González Catán y Virrey del Pino; con nuevo mobiliario urbano, nuevas veredas, nueva señalización, más iluminación y cruces peatonales seguros.

Se espera que para mediados de este año la obra esté terminada. Hasta entonces, para aquellos que pasan seguido por la zona se recomienda transitar con mucho cuidado, ya sea en auto o a pie, y mucha precaución a la hora de esperar en las paradas provisorias a altas horas de la noche.

Santiago Nicolás Carullo