Buenos motivos para volver

Floyd Mayweather es considerado por los especialistas como el mejor boxeador de la historia. Y no es para menos, con 49 combates ganados sobre la misma cantidad como profesional, y campeón del mundo en 5 categorías distintas, hay argumentos como para considerar al nacido en Michigan como un as de los guantes.

 

Tantos títulos y victorias, entre ellas dos sobre el santafesino Marcos “El Chino” Maidana, le permitieron cosechar una gran fortuna. Su penúltima pelea frente al filipino Manny Pacquiao fue catalogada como “la pelea del siglo”, debido al millonario acuerdo entre las productoras de ambos boxeadores, que le aseguraba a Floyd una suma de 100 millones de dólares, incluso si perdía el combate. Según la revista Forbes, el púgil llegó a poseer una fortuna de más de 700 millones de dólares.

 

Sin embargo, ser el dueño de tan increíble patrimonio lo llevó a una vida donde el ocio, el despilfarro y las fiestas se convertirían en su segunda pasión. Mayweather también es conocido por sus reuniones en sus mansiones y por darse increíbles lujos, tales como una colección entera de los más extravagantes autos deportivos del mercado o poseer los mejores jets privados. No es extraño ver publicaciones en sus redes sociales, especialmente Instagram, en las que se lo puede ver arrojando por el aire billetes de 100 dólares como si fueran simples pedazos de papel, rodeado de voluptuosas mujeres. Sin embargo, la realidad que afronta hoy en día “Money”, como lo han apodado, es otra.

 

Según una publicación de Tony Robbins, un escritor de las revistas Time y Fortune, Floyd estaría gastando alrededor de 75 millones de dólares al año, una suma que para los tiempos en los que boxeaba y tenía asegurados casi 100 millones por combate no significaba un problema, pero una vez alejado del ring, la fortuna dejó de reponerse y el ex campeón mundial estaría atravesando serios problemas financieros protagonizados por incumplimiento de préstamos y embargos por parte del Servicio de Rentas por diversos impuestos sin pagar.

 

El rapero y ex socio financiero de Mayweather, 50 cent, describió en una oración la simple vida financiera de Floyd: “peleas, ganas dinero, lo gastas, vuelves a pelear, recuperas el dinero, lo gastas nuevamente…hasta que dejas de pelear y dejas de reponer el dinero”.

 

Esta sería la razón por la que Floyd estaría dispuesto a subir nuevamente al ring para pelear contra el campeón del UFC Conor McGregor y volver a ser protagonista de un combate que entre televisación, sponsoreo y espectadores, le pueda devolver al más grande boxeador algo de oxígeno financiero de cara a un futuro alejado definitivamente de los combates.