Di Palma, la vigencia de un apellido

Se disputó el fin de semana pasado la cuarta competencia de Turismo Carretera, que fue

ganada por José Luis Di Palma, Josito para la jerga del automovilismo, quien pertenece a la

dinastía fierrera oriunda de Arrecifes.

Es su quinta victoria en la máxima categoría nacional, y la segunda en este año. La historia

de los Di Palma fue inaugurada por Rubén Luis Di Palma, quien se inició en el Turismo

Carretera en el año 1963, y alcanzó su primera victoria el 31 de mayo del año siguiente,

cuando lo hizo en su tierra natal, Arrecifes, convirtiéndose en el piloto más joven en

adjudicarse dicha conquista.

“El loco”, como le decían a Rubén, recordado por sus actos temerarios como cruzar con

una avioneta por debajo de un puente, o meterse abajo de un camión con un karting en

marcha, fue uno de los protagonistas de las famosas 84 horas de NürbrugringXXX, donde

participó de un equipo de Torinos que tuvo como director a Juan Manuel Fangio, y a

Oreste Berta como jefe técnico. Además, conquistó dos veces el torneo que hoy tiene a

Josito como líder, a bordo de un Torino en ambas oportunidades. El 30 de setiembre del

año 2000, perdió la vida al desplomarse el helicóptero en el que viajaba en las cercanías

de Carlos Tejedor, provincia de Buenos Aires.

Rubén tuvo 5 hijos, José Luis (padre de Josito), Andrea, Patricio, Marcos (todos ellos

fueron pilotos), y Valentina, quien fue acompañante en la categoría Supercart. El más

mediático de esta generación, es Marcos, o Marquitos como lo solían llamar. Es a quien en

su época de corredor de Turismo Carretera, le gustaban las declaraciones picantes en

contra de otros colegas, y muchas veces esas declaraciones le jugaban a favor, ya que se

terminaba ganando el cariño de la gente. Marcos había sido hasta este momento, el

último de los Di Palma en irse puntero del campeonato luego de finalizada una carrera,

hecho que aconteció en el año 2001.

El padre de Josito, José Luis, también se destacó entre los Di Palma. Fue campeón en el

año 1986 en la categoría Fórmula 2 Argentina, y en el año 1994 se adjudicó el

Campeonato de Fórmula 2 Británica. Además, corrió en Turismo Carretera entre los años

1997 hasta el año 2009 inclusive, donde a excepción del 2007 que lo hizo con Dodge, el

resto de las temporadas lo hizo con un Chevrolet. José Luis siempre fue un entendido de la

materia, y él mismo se ponía el overol y metía mano en la preparación de sus motores y

también en la puesta a punto del chásis.

Hoy el presente lo tiene a Josito como protagonista, y es quien ha heredado la corona de

la dinastía, y a su vez quien tiene la responsabilidad de mantener vivo el apellido. A los 28

años de edad, tiene números interesantes dentro de la categoría, ya que posee 5 victorias

en finales sobre 94 carreras, 9 victorias en series, 14 podios y 4 pole position. Este año

corre en el equipo Laboritto Junior a bordo de un Torino, y se lo ve como un firme

candidato a pelear por la Copa de Oro. Su debut en esta temporada no había sido

auspicioso, ya que en Viedma finalizó en el lugar 23, pero luego tuvo revancha inmediata

en la ciudad de Neuquén, donde se quedó con el primer lugar así ganar la primera de las

dos ganadas hasta ahora en el año. En la tercera presentación, en Olavarría, llegó en la

nada despreciable séptima colocación, para después llegar a la prueba de Concepción del

Uruguay, donde ganó su segunda carrera del año. Las condiciones las tiene, el auto

también, y detrás de él hay un gran equipo de mecánicos, que intentarán por todos los

medios posibles, seguir alimentando la leyenda de la mano de Josito.

Norberto Brotzmann