¿Podrá revivir el handball de Qatar?

El montenegrino Darko Markovic, uno de los jugadores que Qatar nacionalizó para que integre su seleccionado de handball.

La historia de Qatar en el handball se puede decir que “nació” en el mundial organizado por esta nación en 2015. Es que hasta ese entonces no se había destacado en ninguna de las anteriores competiciones: de 1938 a 2001 no tuvo participaciones y desde ahí hasta el 2015 siempre había obtenido puestos por debajo de la 16ª posición. Un país que en su historia no se destaca en este deporte, pero sí en lo económico y los gastos extravagantes, una tierra con riquezas petroleras, donde los jeques tienen mucho poder y lo que deseen lo pueden hacer cumplir.

Esté seleccionado comenzó con su etapa de crecimiento en el 2014 cuando se adjudicó el Campeonato de Asia, que luego volvería a ganar en el 2016 y en el 2015 se quedó con el segundo puesto en el campeonato mundial, tras perder con Francia en la final. Esto se debe a que la mitad de su plantel está nacionalizado y son dirigidos por Valero Rivera López, técnico que llevó a España a consagrarse campeón del mundo en 2013. Se nombra a un «Qatar ausente», ya que estos jugadores que le dan un claro poderío tanto en ataque como en defensa, son de diferentes países del mundo y, algunos, ni siquiera tienen raíces qataríes, como es en el caso de el arquero bosnio Daniel Saric, el cubano Capote, el español Borja Fernández, el francés Roine y los montenegrinos Stojanovic, Damjanovic y Markovic.

El handball fue el oasis entre tantas críticas. El equipo formado por las principales figuras internacionales tentadas por los petrodólares, metió a Qatar en la élite de la disciplina y gracias a la flexibilidad en las leyes de citación de jugadores no nacidos en el país del seleccionado convocante, el equipo asiático arrasó en los torneos de ese continente y luego organizó el mundial en su casa en donde se convirtió en el primer país no europeo en llegar al podio pese a las fuertes críticas que recibió por parte de las otras selecciones.

Actualmente, en el último mundial jugado este año en Francia, la selección asiática tuvo muchas bajas de jugadores importantes y no se dieron explicaciones de porqué no estuvieron presentes. Y claramente el equipo no es el mismo y como consecuencia se quedó afuera en cuartos de final frente a Eslovenia. ¿Podrán los jeques mantener a este equipo de “All Stars”?

Por: Alejandro Ulloa Castelli, Matias Foti y Marcos Vernengo

Segundo año A. Turno tarde.