Larralde: «Disfruto día a día mi elección por el handball»

Disfruto día a día mi elección por el handball”

A pesar de aun no ser muy reconocida en lo que es el mundo del handball, Guadalupe Larralde de a poco comienza a hacerse más grande y achica el arco para todas aquellas que deban enfrentarla. Con apenas 19 años y recientemente llegada desde Mar del Plata para jugar en Lanús, la joven arquera ha tenido participaciones en la selección argentina pero ya dejó en claro que aun espera crecer mucho más en lo que respecta a este deporte. De esa actualidad conversó con Pirámide Invertida.

– ¿Cómo y cuándo comenzaste con el handball?

-Empecé handball hace casi 5 años. Mis compañeras habían empezado en el colegio y me dijeron que les faltaba una arquera. Yo en ese momento hacía hockey pero decidí cambiarlo por el handball y la verdad que me gustó mucho.

– ¿Siempre te desempeñaste como arquera?

– Sí, siempre estuve en el puesto de arquera. Durante los primeros años al ser tan chica he llegado a jugar en algunas posiciones del campo. Más allá de que me gusta todo lo que implica el ida y vuelta de lo que es el handball, hoy por hoy no me vería jugando en otra posición que no sea en el arco. El arco es como mi casa y siento que tengo que protegerla y por ahora me ha ido bastante bien.

¿Por qué decidiste venir a jugar a Lanús?

-Vine a jugar a Lanús porque tenía bastantes conocidas y además me gustaba mucho la manera de entrenar. Obviamente fue comenzar a vivir un mundo nuevo totalmente distinto al que había vivido hasta el momento. Gracias a toda la ayuda tanto de mi familia como de mis compañeras, el crecimiento generó que pudiera demostrar un poco lo que hago debajo de los tres palos y todo el esfuerzo va teniendo sus frutos día tras día.

– ¿Te costó la adaptación?

-Como era todo nuevo me costó un poco. Por suerte y gracias a las personas que ya conocía dentro del club fue un poco más fácil y no lo viví de manera tan chocante. Al principio se extraña todo y una parece perderse al no encontrar el refugio de la familia a un par de pasos, pero son cuestiones que deben afrontarse de la mejor manera y saber que era lo que mejor podía hacer si quería progresar jugando al handball. Hoy disfruto de cada momento estando acá, siempre se extraña, pero con el avance de la tecnología siempre se puede estar en contacto permanentemente.

-¿Qué sentiste cuando fuiste seleccionada para atajar en FemeBal?

-No lo podía creer. Fue una alegría enorme saber que me iban a tener en cuenta para entrenar con las mejores 20 jugadoras de Buenos Aires. Creo que en ese momento fue cuando caí de todo lo que había crecido con el handball y lo feliz que me hace practicar este deporte.

-¿A qué jugadores/as observas? ¿Mirás a los de nuestro país o también a nivel internacional?

-A nivel internacional me gusta mucho ver videos de Thierry Omeyer, arquero de Francia. También sigo mucho a Andreas Wolff, de Alemania y a Matías Andersson. Las características de estos arqueros son muy distintas y es por eso que trato de imitar un poco de cada uno.

-¿Cuál fue la mayor satisfacción que te dio el handball hasta ahora?

-Creo que la mayor satisfacción fue la de conocer un montón de gente de la cual ahora soy muy amiga. Es un deporte hermoso y compartirlo con gente que querés lo hace más lindo todavía. Desde cuando empecé en el colegio hasta lo que es la actualidad, le agradezco a mis amigas por haberme llevado a conocer este deporte.

-¿Cuáles son tus objetivos a corto y largo plazo?

-Mi objetivo personal es seguir mejorando. Ojala en algún momento tenga la oportunidad de irme a jugar a un club de afuera, pero por ahora quiero seguir creciendo en Lanús.

Autores: Juan Manuel Torraco, Mateo Masello y Sebastián Mazzocchi

Segundo año B, Turno mañana