Se acercan las vacaciones: los consejos de siempre para pasarlo bien

La llegada del tiempo de descanso es propicia para recordar las precauciones a tomar para que el viaje familiar sea seguro y disfrutable

Comienzan los días de calor, señal de que el verano se asoma y que se acorta el tiempo para organizar las vacaciones. La idea, entonces, es empezar a relajarse y a pensar cómo disfrutar los días más esperados del año.

Las familias utilizan este tiempo para pasarlo juntos, sin importar las demás cosas: los niños o jóvenes del hogar empiezan el receso escolar y por el lado de los adultos, tienen su descanso anual. Por eso, la opción de quedarse en casa es menos atractiva que la idea de ir a vacacionar, siempre que esté económicamente al alcance.

Generalmente lleva bastante tiempo organizar las vacaciones, elegir un lugar a dónde ir, y ni hablar de los costos, pero también están quienes deciden con rapidez. Sea como fuere, en la preparación hay consejos que siempre son útiles.

Antes de salir, se conocer bien camino que hay que tomar para llegar a destino y tener un mapa con cada indicación. Hay que verificar si el automóvil está en condiciones para emprender elviaje, revisar su estado y verificar que funcione con normalidad: que no haya problemas con el sistema de frenos; los neumáticos; balanceo; alineación etc. Además, contar con la seguridad de matafuegos, auxilios, botiquín de emergencia. También el conductor debe asegurarse de tener la documentación al día del vehículo: cédulas verde y azul, carnet de conducir, comprobante de póliza de seguro.

Tampoco hay que olvidar las precauciones particulares de cada pasajero: utilizar cinturón de seguridad y que los menores vayan sentados atrás; en cuanto al manejo, el conductor debe mantener las luces encendidas y evitar adelantamientos indebidos, además de mantener la distancia correspondiente con otros vehículos.

Si vas a manejar, es necesario no estar cansado, y haber dormido bien la noche anterior. En los viajes largos, el cansancio es muy común; por eso es recomendable que cada 300 km el conductor frene un tiempo considerable en el que pueda descansar, tomar aire y cargar combustible.

Las familias suelen llevar demasiado equipaje y hay que ser conscientes de que no se va a utilizar todo; de todas maneras hay que controlar que la carga esté bien sujeta y ubicada en un lugar en el que no moleste ni corra riesgo la persona que maneje ni sus acompañantes.

Por Melani Aguilar