El Leipzig, la sensación de la Bundesliga

La Bundesliga está en presencia de una «utopía» al ver que un equipo recientemente ascendido como FC Lokomotive Leipzig comparte el liderazgo con el Bayern Múnich.

Un equipo joven que fue refundado en el 2009 por una empresa multimillonaria de Estados Unidos, como lo es Red Bull, que compró la licencia a SSV Markranstädt, club que estaba ahogado por problemas económicos. A raíz de este déficit la organización invirtió mucho dinero, y por eso logró ascender 5 categorías desde el 2009 hasta el día de hoy. Esta gran marca al adquirir el patrimonio del club alemán, tenía la idea de poner un nombre acorde de la empresa como lo es: New York Red Bull, Red Bull Brasil y el Red Bull Salzburgo, de Austria. Sin embargo, si Leipzig no lleva el nombre de la compañía, es porque la Federación de Alemania lo prohíbe.

Pese a que faltan muchas fechas para que termine la Bundesliga, por ahora este equipo sensación, momentáneamente se está ganando una plaza en la próxima edición de la UEFA Champions League. Pero no todo es color de rosas para el pequeño club, ya que los aficionados y el público alemán, en general no están de acuerdo en que un equipo base su estructura a través de contratos millonarios, y esto lleva a que pase a un segundo plano la historia y la tradición de la institución. Porque al ser un país sumamente futbolero le da importancia a la historia amateur de los inicios de cada club, cosa que no se ve reflejado en el equipo del este de Alemania.

Como ocurre en este último tiempo, la paridad es un principio de este fútbol moderno, y el Leicester City de Inglaterra lo demostró a la perfección ganando la Premier League, y a su vez hoy en día toma mayor protagonismo en el ámbito europeo, ya que está muy cerca de instalarse en los octavos de final de la “ Orejona”. Soñar no cuesta nada, y los fanáticos del Leipzig lo hacen en grande con muchas esperanzas de ganar por primera vez la primera división alemana y meterse en la máxima cita europea.

Juan Martín Álvarez, Facundo Agrazar y Lucas Pacheco, 2°B T.T