Pincha Mata

Estudiantes de La Plata esta pasando por un momento extraordinario, el empate del sábado frente a River Plate sigue extendiendo su temeroso invicto y no deja lugar alguno para abandonar la punta del torneo.

A pesar de verse superado en muchos tramos del partido e incluso con el marcador en contra frente al conjunto Millonario, el Pincha no bajo los brazos y encontró el gol de Carlos Auzqui para cerrar el partido en un empate. Este resultado le transmitió tranquilidad al equipo para mantenerse en la cima del torneo con un buen colchón de puntos sobre sus rivales y no solo eso, asusta ya la racha que viene cosechando este torneo con siete victorias y dos empates.

El juego del equipo de Nelson Vivas resalta por sobre el de los demás, a lo largo de estas nueve fechas el técnico ha encontrado un equipo bien armado y lo ha trabajado lo suficiente para que sus jugadores le respondan, y con creces. Sin ir mas lejos, se ve un estilo de juego determinado en cada partido y sin importar el rival como lo fue este fin de semana o el anterior frente a Racing, las propuestas de este conjunto han sido siempre las mismas. El buen juego, el balance defensivo y ofensivo, las incontables situaciones de gol y sobre todo, la eficacia de un Estudiantes que sabe manejar los hilos de un partido le han dado mucha ventaja en este comienzo del torneo.

Cabe destacar no solo el juego en tanto lo colectivo, si no que también las actuaciones individuales que están teniendo ciertos jugadores con experiencia como son Damonte y Shunke, que ante situaciones adversas o complicadas son ellos quienes le dan tranquilidad al equipo. Y, por otro lado, los juveniles Santiago Ascacibar y Carlos Auzqui quienes tienen una proyección muy importante, con mucho futuro, son los encargados de ponerse al equipo al hombro y aportar todo su potencial técnico para ganar el partido contando con el apoyo del resto del equipo para reducir la presión que se les genera lo mas mínimo posible.

Parece ser que este balance entre los “Grandes” y los “Chicos” le esta dando una cuota especial de motivación y de personalidad a un conjunto que cuando necesita tener la pelota dominada lo sabe hacer muy bien y cuando tiene que recurrir a matar o morir se adapta de la misma manera.

Este Estudiantes que ya se encargo de despachar a tres grandes al hilo, no se conforma con lo que ha conseguido hasta ahora, si no que aprovecha el gran momento por el cual esta pasando, y trata de alejarse de sus seguidores antes del cierre de la primera etapa del año para comenzar el 2017 como puntero absoluto sin preocupaciones.

Al pincha se le abrió un poco el fixture luego de estas ultimas tres jornadas. Le tocara luchar frente a rivales de menor envergadura y seguir mostrando su potencial tanto físico-técnico como psicológico si quiere pensar en un futuro campeonato y la clasificación a la Copa Libertadores del 2018 . En sus próximos dos partidos recibirá de local a Colon de Santa Fe y tendrá que visitar a Banfield en el Florencio Sola.

Santiago Espina, 2do. B TT