Uber vs. taxis, la disputa sin fin

Este nuevo medio de trasporte, que ya circula en varias grandes ciudades del mundo, llegó al país en abril y desde entonces no cede la polémica; la palabra de un conductor de taxi

 

Uber es una empresa que les facilita a sus clientes una red de transporte privado por medio de una aplicación para conectarse con los conductores que tienen vehículos registrados. Hace unos meses se instaló en Buenos Aires, y desde entonces generó un sinfín de polémicas. Poco después de su llegada, un fallo judicial la declaró ilegal, pero en estos días otra sentencia revirtió la situación y dio vía libre al funcionamiento de la aplicación en la ciudad.

Pirámide Invertida mantuvo una charla con un taxista, quien contó cómo disminuyó su trabajo desde que llegó este medio de transporte a la ciudad. No dejó de lado su disconformidad y se refirió a los motivos por los cuales su gremio se opone. Además, se enfocó en las declaraciones del presidente de la Nación y en cuáles fueron los réditos de las marchas que realizaron.

-¿Disminuyó el trabajo desde que apareció este medio de transporte?

-El trabajo es mucho menor desde que apareció y desde que está este gobierno. Las cosas aumentaron mucho y la gente elige no tomarse un taxi. Hay gente ignorante que se sube a Uber porque cree que hay seguridad y no se da cuenta de que (la aplicación) tiene todos los datos de ellos y no saben con quién se viaja. Después, si llega a existir algún tipo de problema va ser tarde porque no van encontrar a la persona que las llevó.

-¿Por qué piensan que, pese a ser un servicio que era considerado ilegal, hay gente que de todos modos elige viajar con Uber?

-Creen que es más barato porque aparentemente no tiene reloj, entonces cobran por kilómetro. A nosotros si nos agarra un embotellamiento o un semáforo el reloj sigue marcando los minutos, pero a raíz de todo sale lo mismo. No se puede comparar porque el taxi hace 60 años que está en el mercado y Uber existe recién ahora.

-¿Hay diferencia entre el ingreso de un chofer de Uber y el de un taxista?

-Es algo difícil de saber porque no sé cuántas horas trabajan y porque no cobran en efectivo, sino por tarjeta. El pasajero le da la tarjeta de crédito, todos sus datos y le descuentan el viaje. Desde ahí Uber le saca la comisión, creo que un 25%, para el chofer. Por ejemplo, si el viaje salió $100; le saca $25 y el conductor tiene que esperar alrededor de quince días para poder cobrar los $75 que quedó.

-¿Qué garantía le brinda el taxi al pasajero que Uber no le ofrece?

-Si una persona se sube al taxi y llega a ocurrir algún tipo de accidente, mi seguro le cubre todos los daños ocasionados como el traslado al hospital, el tratamiento y los gastos médicos. En cambio, Uber es todo lo contrario: no tiene seguro para el pasajero y si lo tienen es uno común.

-¿Qué piensan sobre las declaraciones del presidente Macri, cuando se refirió a que los taxistas son un símbolo en la Argentina y a que Uber es ilegal?

-Sentimos que nos traicionó, que no nos apoya, dice algo y termina haciendo todo lo contrario. A nosotros no nos quiere, nunca nos quiso. Siempre nos buscó un «pero». Cuando vino Obama a la Argentina, al otro día comenzó a trabajar Uber, metió autos que eran de él. Entonces para mí está todo armado, Macri apoya este sistema porque sabe que viene de arriba y no le puede decir que no.

-¿Después de todas las marchas que realizaron tuvieron alguna respuesta del Gobierno?

– El Gobierno no, sino que por medio de la Justicia se logró bloquear diferentes tarjetas de crédito como Master Card y Visa para que Uber no pueda cobrarles el viaje los pasajeros, y dificultarle el trabajo para que no opere más, pero siempre busca la manera de hacerlo.

-¿Prefieren que directamente no exista o que se lo legalice como corresponde?

-Que no exista porque es un invento eso de que lo legalicen o no, ya que nos quita nuestra fuente de trabajo. Además, es injusto porque nosotros tenemos que hacer demasiados trámites que Uber no hace. Pagar muchas cosas: los impuestos, la habilitación del auto y las multas para sacar los registros profesionales. Además de ir cada año al test psicológico y declarar en la AFIP. También hay que llevar al auto a una inspección para asegurar que esté en condiciones y así brindar un buen servicio. Ellos no tienen seguro ni registro.

-¿Están en contra de Uber porque es ilegal o porque lo ven como una competencia?

-Las dos cosas, en contra porque es un invento para abrir una fuente de trabajo trucha. Aparte ya están los remises, que pusieron hace quince años y hay más de diez mil empresas de remís, de las cuales el 80% no tiene seguro ni registro y siguen trabajando. Este Gobierno y los anteriores los dejaron trabajar y son una competencia ilegal, es como tener un almacén con todo pago y que a dos metros te pongan otro similar sin habilitación.

Por Yanina Díaz, Daniela Gamarra, Marianela González, Micaela Pérez y Micaela Romero