De Zapala a la Selección

Marcos Acuña fue convocado por Bauza. Para quienes no conocen Neuquén, Zapala queda en el centro de la provincia. Pero desde este viernes, que se confirmó la convocatoria de Marcos Acuña a la Selección Argentina, está en lo más alto.

Acuña, quien empezó en el club Olimpo de Zapala, pasó por Don Bosco, fichó en Ferro y ahora está en Racing; está cosechando los frutos de un trabajo sacrificado para llegar a las primeras ligas. Y su pueblo, su gente, está conmocionada.

El Huevo fue convocado por Edgardo Bauzá para los próximos dos partidos de eliminatorias de cara al mundial de Rusia 2018. Y así pasó a convertirse en el primer neuquino en vestir la celeste y blanca. Es decir, compartirá la cancha con la Pulga, nada más y nada menos.
Actualmente pasa por un excelente momento futbolístico en La Academia. Es figura prácticamente todos los partidos y el goleador del club en la presente temporada.

Luego de marcar cinco goles en 117 partidos jugados en Ferro, llegó al equipo de Avellaneda a cambio de 5 millones de pesos, y seis meses después gritó campeón. Jugó la Copa Libertadores y anotó 15 tantos en 83 encuentros. Con laburo y calladito se ganó un lugar, el cariño de la gente y la consideración del Patón.

De Zapala a Buenos Aires. De Caballito a Pontevedra. De volante a lateral y de lateral a volante. De la B Nacional con Ferro a la Primera División con Racing. De rechazado a Campeón. De la Academia a la Selección. De la humedad de una pequeña pieza alquilada en el barrio de Floresta al lujo de una concentración compartida con el mejor del mundo, Lionel Messi. Una historia forjada a puro huevo, como su apodo lo demuestra, y sin redoblante.

Damián Francisco, 2°B TT.