Colombia dijo NO

El pueblo colombiano, llamativamente, optó por rechazar el acuerdo de paz entre el gobierno y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y crece la incertidumbre en el país.

Juan Manuel Santos y el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, habían firmando un pacto para que, luego de 52 años de guerra, terror y sufrimiento se le ponga fin a uno de los conflictos más añejos del mundo.

Parecía todo definido pero aún restaba el plebiscito para rubricarlo. Este se llevó a cabo el pasado domingo y para sorpresa de muchos, con una concurrencia de solo el 38% del padrón activo, el No se impuso con el 50,22% de los votos a pesar de todas las encuestas que pronosticaban lo contrario.

“Este referéndum era la decisión política más importante de la historia reciente para la conservadora sociedad de Colombia, dividida debido en gran parte al pasado criminal de la guerrilla que incluye asesinatos, secuestros y ataques indiscriminados”, manifestó el presidente aun golpeado luego del resultado final.

No hay dudas de que el pueblo colombiano quiere que la paz reine en sus tierras de una vez por todas. Sin embargo, la mayoría optó por la negativa por considerar que los jefes guerrilleros tienen que ir a la cárcel por los crímenes cometidos y no deben tener la posibilidad de ocupar cargos de elección popular.

Luego de recibir este duro revés en los comicios, el mandatario intentará modificar algunos puntos para poder sellarlo definitivamente y para esto se reunió durante más de cuatro horas con la cara de la oposición, Álvaro Uribe. El ex presidente expresó: “Es mejor la paz para todos los colombianos que un acuerdo débil para la mitad de los ciudadanos»

“Inicié desde el mismo lunes contactos con los diferentes sectores que se pronunciaron por el ‘No’. Mi propósito es escucharlos, atender en la medida de lo posible sus observaciones y propuestas de ajuste para encontrar un camino que nos permita no sólo culminar el acuerdo de paz con las FARC, sino fortalecerlo», concluyó Santos.

 

Yoel Melamud, Mauricio Uscalovsky, Lucas Di Nisio, Lucas Seminara, Esteban Gundin y Diego Zancarini