Conflicto en el City

La razón de la ausencia de Yaya Touré en los primeros partidos de la temporada del Manchester City es bastante clara: La feroz pelea que mantienen el representante del jugador, el turco Dimitri Seluk y el entrenador Pep Guardiola.

En comienzos de este mes Guardiola decidió dejar afuera de la lista de la Champions League a Touré, y allí comenzó el conflicto…

«Espero que tenga los huevos para pedir perdón y admitir que se equivocó al humillar a Yaya», disparó Dimitri Seluk, el representante del africano. Luego agregó: «se cree el rey por haber ganado unos cuantos partidos. Yo respeto a los entrenadores como Ranieri que consiguen éxitos sin gastar tanto dinero con jugadores». Y por último sentenció: «Sus títulos en Barcelona o Bayern los habría ganado mi abuelo».

Ante esta seguidilla de ataques del turco, Pep contestó contundente: «Touré no volverá a jugar hasta que su representante pida perdón».

Obviamente que Seluk no se iba a quedar de brazos cruzados, y retrucó: «Pediré perdón a Guardiola cuando él se lo pida a Pellegrini por lo que le hizo», dijo en relación a las negociaciones que el ex entrenador del FC Barcelona y Bayern Múnich mantuvo con el Manchester City cuando Pellegrini todavía dirigía al club inglés y había firmado su renovación.

Por su parte, Yaya Touré empieza a estar cansado de la guerra entre su representante Dimitry Seluk y Pep Guardiola y le habría pedido al agente que cese en sus ataques al entrenador catalán, según informó el diario Daily Star.

La guerra abierta entre Pep Guardiola y Yaya Touré tiene su origen principalmente en la segunda temporada del técnico en el Barcelona, que conllevó el segundo título de Liga con el DT y el adiós del marfileño al acabar esa temporada. El mediocampista fue clave en ese primer año de Guardiola, donde disputó 43 partidos, 39 de titular y anotó 3 goles. Pero la irrupción de Sergio Busquets en el mediocampo provocó que Pep retrase en algunos partidos a Touré a la defensa, y luego el marfileño terminó siendo suplente. Ante esta situación el africano decidió mudar su fútbol a Manchester, pero antes aclaró la razón de su partida, y lo apuntó a Pep: «Cada vez que le preguntaba algo a Guardiola me respondía cosas extrañas. Prácticamente me ignoró hasta que entró la oferta del City, por eso decidí irme. Apenas hablé con él en todo el año. Si hubiese hablado conmigo, me hubiese quedado. Quería terminar mi carrera en Barcelona. No quería irme”.
Braian Ferrón, 2do B T.T.