Boca lo ganó a pura garra

 

 

bosteros-dos

Boca derrotó en cinco sets (15-25, 20-25, 25-20, 25-23 y 15-5), en el Club Ciudad de Buenos Aires, al Consejo Profesional de Ciencia (CPCE); por la séptima fecha del Campeonato Apertura de Maxivoley, en un partido muy cambiante y vibrante de principio a fin, que se le presentó muy adverso al «xeneize» en el arranque.

El encuentro comenzó con un primer set ampliamente a favor de Boca, que de entrada puso el partido 0-7 y parecía que se lo llevaba. Pero por consecuencia de varios errores propios por parte del equipo de La Ribera, sumados a la gran labor del mejor jugador de Consejo, Leonardo  Taverna, CPCE logró dar vuelta el marcador y ganar el primer parcial por 25-15.

El segundo set fue desde el principio de CPCE, jugando con Taverna a la cabeza y también con Cristian Fernández, quien anotó varias veces; así ambos se llevaron el protagonismo, dejando el set a favor por 25-20.

Con la cantidad de errores que estaba cometiendo Boca, tanto en el saque como en ataque, y el buen nivel  en el que estaban jugando algunos de los jugadores de CPCE, el partido ya parecía estar liquidado. Pero, así como se destacaron grandes figuras en el equipo que había sacado una buena ventaja, Boca también tendría las suyas. Y, en un tercer set que arrancó muy parejo, colmado de  nervios y miedo a errar, aparecieron las anotaciones de Méndez y los buenos bloqueos de Gerardo Pereyra, para que  los de La Ribera pudieran lograr su primer set en el partido y mantener así viva su esperanza.

Buscando tener una vida más y lograr el tan ansiado tie-break, Boca salió a comerse la cancha en el cuarto set, alentándose desde un comienzo entre ellos y provocando la debacle psicológica de CPCE, la cual se notó en su rendimiento de juego. Muchos errores de ataque por parte del Consejo, que lo mantenían a tiro únicamente por su figura, Taverna, hicieron que el partido se definiera en un quinto set.

En el set definitorio, el equipo azul y oro se agrandó y logró dominarlo en todo momento, generando que su rival nunca estuviese cómodo; así, luego de un 7-2 en el primer parcial, logró cerrar el partido con un 15-5 final.