Belgrano sigue haciendo historia

Desde de su ascenso en el año 2011 ante un grande como River Plate, luego de jugar varios años en diferentes categorías del fútbol argentino, el Club Atlético Belgrano de Córdoba logró afianzarse en la Primera División. Con 111 años de vida el conjunto cordobés logró el pasado jueves clasificar a la fase de octavos de final de la Copa Sudamericana por primera vez en su historia, algo que se le había negado en ediciones anteriores.

Tras haber finalizado en la tercera posición con 36 puntos en el Torneo Inicial 2012, el Pirata se preparó para jugar el segundo certamen más importante del continente al año siguiente. Si bien el comienzo futbolístico de los de la Docta en el 2013 no fue bueno, ya que terminaron en la décima posición del torneo doméstico, esperaba con ansias la segundo semestre de aquel año para jugar por primera vez la Copa Sudamericana.

Su debut fue el 13 de agosto ante un rival complicado, el Vélez de Ricardo Gareca, quien venía de ser campeón ante Newell´s Old Boys de Rosario en la Súper Final de la temporada 2012/2013. El partido se jugó en el estadio de Belgrano, Julio César Villagra, donde los locales ganaron por 1 a 0. El debut fue positivo por ser el primer partido en esta Copa y ante un rival de renombre. El partido de vuelta, que se jugó el 29 de agosto en el Estadio José Amalfitani, echó por la borda los planes del equipo cordobés. En aquel encuentro cayó 2 a 0, pese a que la saga central compuesta por Lucas Aveldaño y Luciano Lollo estuvo sólida, no pudieron mantener la ventaja mínima y el conjunto de Liniers fue arrasador: capitalizó una gran jugada colectiva entre Cabral, Pratto, Allione y Rescaldani, y un penal que generó su actual técnico, Esteban ¨Tete¨ González. Tras caer en el global por 2 a 1 ante Vélez, el conjunto de Barrio Alberdi finalizó una eliminación agridulce e inesperada.

Después de un año de ausencia en la Sudamericana, Belgrano volvería a disputarla en el año 2015, pero esta vez ante Lanús. El primer partido fue el 27 de agosto en el Estadio Mario Alberto Kempes, donde empató 1 a 1 con goles de Fernando Marquez (Belgrano) y Gustavo Gómez (Lanús). A pesar del resultado, este partido dejó una perla ya que el gol de Márquez fue a los quince segundos, lo que, según las estadísticas de la institución, el delantero anotó el gol más rápido en la historia del club estando en categorías de AFA. El 17 de septiembre se volvieron a ver las caras en el Estadio Ciudad de Lanús, donde el Granate, dirigido por los Barros Schelotto, aplastó por 5 a 1 al elenco dirigido por Ricardo Zielinski y otra vez se quedó en la primera instancia de la Copa.

Este año el conjunto cordobés tomó nota de la experiencia adquirida, revirtió la imagen y dejó en el camino nada más ni nada menos que a Estudiantes de La Plata con un global de 2 a 1. Una serie que arrancó complicada, luego de que en el primer partido perdió 1 a 0 dejando una mala imagen; pero Belgrano, en su casa, lo pudo dar vuelta con un Claudio Bieler imparable que en sólo tres minutos le devolvió la alegría al pueblo pirata. Ahora, con el objetivo cumplido de avanzar más allá de la primera fase, enfrentará a Coritiba de Brasil esta noche 21:45. En tierras cariocas ¿podrá el conjunto del Barrio Alberdi dar el primer golpe en la serie y seguir haciendo historia?