Wanchopemanía

El campeonato brasileño tiene nuevo ídolo y es argentino, Ramón Abila es la sensación de ese país, el cordobés que hace pocos meses pasó de Huracán a Cruzeiro, la está rompiendo en su nuevo club y ha despertado furor en sus simpatizantes, con sólo haber jugado 11 partidos ha marcado un total de 9 tantos y ayudó al equipo de Belo Horizonte para salir de la zona baja de la tabla.

El ex Huracán ha sido un salvavidas desde su llegada a un equipo que se encontraba en zona de descenso y que gracias a sus goles ha logrado salir de esa incómoda posición. El argentino lleva 6 goles en la liga y 3 en la copa, es una de las figuras de este torneo y se habla ya del interés de grandes equipos de Europa que lo tienen en su mira para el próximo mercado de transferencias.
Pero el caso “Wanchope” no ha sido el único en donde un argentino es tan querido y bien recibido por este país. No hay que ir muy atrás para darse cuenta, Lucas Pratto, que hace poco se le dio la oportunidad de debutar en la selección y marcar gol en el empate ante Venezuela, es otro gran caso. El jugador pasaría a principios del 2015 desde Vélez al Atlético Mineiro, y sus anotaciones fueron muy importantes para un buen papel del equipo a lo largo de la temporada, con un total de 13 gritos en 35 partidos de la liga, logró que el conjunto Galo se consagrara subcampeón del Brasileirao. Ese mismo año fue escogido como el mejor extranjero de la liga.
Otro caso es de uno de los jugadores que acaba de regresar al futbol argentino, más precisamente a Vélez Sarsfield, se trata de Hernán Barcos. Su estadía por Palmeiras y Gremio no pasó desapercibido por ninguno de los simpatizantes de ambos clubes. Para el primero de estos, en su llegada (2012) había prometido marcar 27 goles en todas las competencias en las que el club fuera a participar; 14 en el campeonato, 2 en la Libertadores en solo 3 partidos disputados, 8 en 15 partidos de la liga estatal y 4 goles en 8 partidos de la copa, en donde saldría campeón y máximo goleador, un total de 28 goles en su primera temporada con este club, pero a pesar de su buen desempeño no pudo salvarse del descenso. En el 2013 llegaría a Gremio repitiendo lo que hizo en su anterior club, una promesa de goles, en esta ocasión pondría el listón en 28. En su primera temporada no llegaría a la meta, pero con sus nueve gritos fue suficiente para ayudar que el equipo fuera subcampeón. En la siguiente temporada logró superar su promesa con un total de 29 anotaciones.
En la lista siguen apareciendo grandes nombres de jugadores como Carlos Tévez, Germán Herrera, Walter Montillo, entre otros, pero ahora es el momento de “Wanchope” para seguir dejando la huella de los argentinos en tierras brasileñas.

JAIME GÓMEZ, 2°B T.T