B Nacional: la otra cara de la crisis de AFA

No hay un día tranquilo en la Asociación del fútbol argentino. Una historia repetida y con el mismo hincapié: el dinero. En una lucha constante, los representantes de la segunda división se hicieron escuchar ante la Comisión Normalizadora de la AFA. Un espejo de finales de agosto que, tras muchos días de deliberaciones y un Armando Pérez en la cara de esta cuerda floja, había hecho un acuerdo económico con los clubes de todas las categorías, en el que se consideraba el ingreso de 1.500.000 pesos por mes a la B Nacional, de agosto a diciembre; 648.000 pesos a la Primera B Metropolitana; 250.000 pesos a la Primera C y el Federal A, y 100.000 pesos a la Primera D, importe éste que debía surgir de un fondo solidario de la B Nacional.

 

Y al día de la fecha, no nos alejamos de la realidad vivida en agosto. Nos encontramos con una B Nacional postergada en Capital Federal a raíz de las audiencias públicas por la tarifa de gas y un incumplimiento de lo prometido. Los pagos debieron realizarse el pasado 5 del mes vigente y hasta los gastos por operativos policiales no han sido abonados. Una vez más vemos la crisis de la AFA en el reflejo del futbol del ascenso. Los clubes se encuentran en una indignación constante ya que, no solo no ven respuesta del Comité Regularizador si no que, fecha tras fecha “sobreviven” a las reprogramaciones en días y horarios lo que genera una falta de recaudación y gastos impagables.
Tendida en un hilo, ante este difícil cuadro de situación, se buscara un pronto acuerdo entre las dos partes, por un lado Armando Pérez el titular de la comisión Normalizadora de la AFA y en la voz del ascenso, Claudio “Chiqui” Tapia, el pie de este desato. Las muestras de colaboración por parte de la B Nacional ya fueron plasmadas, ahora estaremos ante la espera de un acuerdo para sanar la crisis económica del futbol argentino y que la palabra de los que encabezan esta posición sea cumplida.
Antonella Almada 2°B TT