«El deporte amateur, necesita sí o sí del aporte del Estado»

Enrique “Quique” Bollana es el Coordinador Deportivo del club Gimnasia y Esgrima de Ituzaingo. Además, fue director técnico del seleccionado de triatlón por 10 años. El hombre de 55 años, oriundo de Ituzaingo, le brindó a Pirámide Invertida una entrevistaen la confitería del club, ubicado en la calle Lavalle al 1151 (Ituzaingo), respecto a los proyectos y a la situación actual que atraviesan el club y el hockey femenino.

Bollana aclaró sobre el plan de construir un campo de césped sintético, que está estipulado que finalice en 2018, que “hay un proyecto que está hablado con las autoridades del municipio para tener la cancha reglamentaria de once, que este año se puso en marcha. Para esto, se necesita un predio que eso va a ser justamente un convenio con el municipio de Ituzaingo”.

El coordinador, que además es Licenciado en Educación Física, contó que las 250 chicas que hacen hockey se entrenan actualmente en pasto, en el campo de deportes de Gimnasia, juntándose con el equipo de rugby.

Además, agregó: “La única superficie reglamentaria para jugar hockey sobre césped es el césped sintético. Hay dos tipos de cancha: de agua y de arena. Indistintamente de eso, la superficie que se necesita es de césped sintético. Pero, el tema con los clubes, sobre todos los de menos recursos, es tener primero la superficie disponible. Y, por otro lado el valor, el costo de una cancha reglamentaria que lleva no solamente la alfombra sino que lleva barandas, veredas, bancos de suplentes y toda esa infraestructura que es muy costosa. Claramente para desarrollar el deporte hay que tener la cancha”.

-¿Qué le va a aportar al club, una vez terminada, la cancha de once?

-Tener una cancha de un deporte reglamentario lo que te permite es avanzar y desarrollar ese deporte. Justamente el hockey sobre césped es un deporte que, primero con la selección de mujeres y hoy con la de varones, permite ir avanzando en categorías como por ejemplo la de varones que hoy por hoy el club no tiene y no muchos clubes tienen categorías de varones.

-¿Hubo momentos en los que, por repercusión o por algún título de “Las Leonas”, las chicas se inscribían más a hockey?

-Siempre el deporte es espectáculo, ese que uno ve por la tele, desde los profesionales o los amateurs. Eventos como los Juegos Olímpicos o los Juegos Panamericanos, son el referente social tanto de niños como adultos. Y esto tiene un impacto de vuelta en los clubes, en los lugares donde se practica deporte cuando existe la manera de poder desarrollarlo.

Bollana, que conoce desde adentro al deporte amateur y de alto rendimiento en Argentina, también fue consultado acerca del crecimiento en estos últimos 12 años: “Sin duda los deportes amateurs tienen un desarrollo muy diferente al deporte profesional. El deporte amateur necesita si o si del Estado porque no consigue juntar recursos, porque no es un deporte que se venda por televisión”. Además, profundizó destacando el rol del Estado: “El Estado tuvo un papel preponderante en estos últimos 12 años, pero sobre todo en esta última etapa donde por ley el 1% de la facturación celular se destinó al deporte de alto rendimiento”.

También, mencionó detalles adicionales para que el deporte siga creciendo: “Lo que está faltando, como falta hace mucho, es un sistema en el cual haya una gran masividad deportiva, que se llama deporte social y el siguiente paso que es el deporte formativo. Ahí es donde tiene que estar si o si la escuela involucrada, si no hay masividad deportiva el alto rendimiento es trunco”.

“Hoy por hoy, el alto rendimiento tiene un recurso muy importante y por eso los resultados que se dieron. No es casualidad que, en otro momento de la historia argentina, en donde el Estado también estuvo presente, como en la década del 40, fuera otro pico de resultados en el deporte argentino. Al haber presencia del Estado en regular estas herramientas, sin duda el recurso hace que el deporte amateur pueda funcionar”, finalizó diciendo Bollana quien además es docente en la Universidad de La Matanza.

 

 

Por Santiago Salituro y Enzo Resino

Segundo año B, turno mañana