La reactivación es (casi) un hecho

Luego de meses de dificultades políticas y económicas, se avizora un panorama alentador para el gobierno nacional. Son varios los indicios que alimentan la ilusión de cumplir con la ansiada reactivación del segundo semestre.

En primer lugar, la inflación a la baja es finalmente un hecho. El número oficial que arrojó el INDEC en su relevamiento muestra un 0,2%, el menor en doce años. Los índices de los distintos puntos del país rondan el 0,5% para el mes de agosto, e incluso se habla de deflación en algunas zonas. Sin dudas, el fallo de la Corte Suprema de Justicia, que retrotrajo el plan de aumento tarifario previsto para el gas, produjo un importante freno en el alza de precios. A este aspecto “positivo”, se debe sumar la desestimación de la cautelar que frenaba los incrementos en el precio de la energía eléctrica. Respira Alfonso Prat Gay y todo el gabinete económico, ya que afrontar ese costo fiscal hubiera sido demasiado para el programa financiero del Ministerio de Hacienda.

Otro punto que entusiasma al oficialismo es la tan ansiada lluvia de inversiones. La semana está marcada por el Foro de Inversión y Negocios de Argentina, donde confluyen altos empresarios de distintos sectores dispuestos a realizar fuertes inversiones en todos los rubros. El Gobierno puso a disposición de los directivos a varios funcionarios clave del gabinete para terminar de resolver las inquietudes y miedos que el sector privado mantiene. Junto con el blanqueo de capitales, se espera que este evento sea el principal motor de un ingreso constante y fluido de divisas que permita desarrollar el ambicioso plan de infraestructura nacional que promueve Mauricio Macri.

“La recesión empieza a quedar atrás”, alentó el presidente en la inauguración del “Mini Davos” – así lo llaman las fuentes de Casa Rosada – ante más de 1800 jerarcas de grandes empresas. Según indicadores del Congreso, del Indec y de la oposición misma, esta afirmación comienza a ser verdadera y promete un 2017 en raudo crecimiento en materia económica que, esperan desde el gobierno, se traduzca en muchos más empleos para reactivar un mercado local “congelado” desde diciembre.

 

ALTAMIRANDA, DUCH, GONZALEZ, LALANGUI CHOCAN, MOYANO.