Violencia que no Sessa

El arquero de Villa San Carlos se descontroló y agarró del cuello al referí Julio Barraza. Nuevamente Gastón Sessa tuvo una reacción violenta dentro del campo de juego y esta vez el escenario fue el partido que disputaban Tristán Suarez – Villa San Carlos por la cuarta fecha de la Primera B Metropolitana.
La polémica se originó cuando llegó el tercer gol de Tristán Suarez. El ex arquero de Vélez, reclamó una mano de Claudio Galeano, futbolista rival y autor del gol. El Gato se sobresaltó por la situación, sumándole el penal no cobrado con anterioridad para su equipo y salió corriendo desde su arco a increpar al juez Julio Barraza. En primera instancia lo empujó y recibió la amarilla correspondiente, luego siguió con sus reclamos y vio la roja. Ante esta situación el arquero reacciono de la peor manera y tomó del cuello al referí.
Con un prontuario salvaje en su carrera futbolística, sumó otro antecedente más.
En 2002 siendo arquero de Vélez, agarró del cuello al árbitro Sergio Pezzotta y le dieron diez fechas de suspensión. En 2003, ante Racing, fue sancionado por gestos obscenos. En 2007, y quizás la más recordada, fue por Copa Libertadores frente a Boca. Su víctima: Rodrigo Palacio. Le clavó los tapones sobre su rostro. En Boca Unidos, le dio un pisotón a Marcos Pirchio, jugador de All Boys. Además agredió a un alcanza pelotas de Belgrano de Córdoba, entre otros.
Parece que el “Gato” no tiene cura. Ahora habrá que esperar cual será la (dura) sanción.

Antonella Almada, Karen Machi, Cristian Sánchez Tobos 2ºB TT