La gloria de Sarandí

La Copa Sudamericana se creó en el año 2002, por lo cual lleva catorce años de vida y dentro de esos catorce años, siete equipos argentinos le han dado esta copa a nuestro fútbol. En el año 2007, en este certamen se produjo algo sorprendente, Arsenal de Sarandí se convirtió en el primer equipo chico de Argentina en ganar este torneo continental.

El conjunto de Sarandí lleva cincuenta y nueve años de vida, ya que se fundó un 11 de enero de 1957 y uno de sus creadores fue nada más ni nada menos que Julio Humberto Grondona. Después de varios años de sacrificio el 3 de marzo de 1961 consiguió afiliarse a la Asociación del Fútbol Argentino, para luego jugar su primer partido de carácter oficial, el 13 de mayo del mismo año ante Piraña en el campeonato de Aficionados de AFA (conocido hoy como Primera D).

Tras haber transitado varios años en los torneos del ascenso, en la temporada 2002/03 consiguió subir a la Primer División y en la actualidad ya lleva trece temporadas consecutivas en la categoría máxima del fútbol argentino.

Si bien en 2007 esta institución logró la gloria de la mano de Gustavo Alfaro, en 2004, con dos años en la Primera División, ingresó por primera vez a la Copa Sudamericana en la cual dio sus primeros pasos de rodaje internacional. En esa edición Arsenal empezó con una victoria ante Banfield en un global de 5 a 4, en la siguiente fase venció a River Plate con un global de 2 a 1. Luego de un comienzo positivo para un equipo debutante en este torneo, el Club Bolívar (Bolivia), lo despertó de un sueño en cuartos de final, al derrotarlo 3 a 1 en el global.

Ya habían pasado tres años del debut internacional, los del Viaducto se propusieron como objetivo la Sudamericana, esperaron su oportunidad y con la experiencia adquirida en 2004, pegaron el zarpazo en el año 2007. Con un gran técnico como Alfaro y un buen plantel, el conjunto de Sarandí se permitió soñar con un titulo continental.

El camino hacia la gloria fue difícil, su debut fue ante San Lorenzo el 14 de agosto donde empató a 1 en la ida, en la vuelta, venció el elenco de Sarandí por 3 a 0, en ese entonces el conjunto de Boedo venía de ser campeón del torneo local.

Con un gran comienzo, Arsenal fue paso a paso en elcertamen. En el camino dejó equipos de renombre: por los octavos de final eliminó al Goiás de Brasil, en los cuartos de final al Guadalajara de México y, en semifinales (como en 2004) se volvió a enfrentar a River donde venció por penales 4 a 2 con una gran actuación de Mario Cuenca, tanto en los noventa minutos como en la seria de penales, donde le atajó un penal a Fernando Belluschi y otro a René Lima.

Tras un largo camino, el 30 de noviembre de 2007 el «Arse» se enfrentó por el partido de ida al América de México en el mítico Estadio Azteca. El equipo mexicano era dirigido por el argentino Daniel Brailovsky y en sus filas contaba con figuras como Federico “Pocho” Insúa y el goleador paraguayo Salvador Cabañas. Allí venció el conjunto de Sarandí por 3 a 2, con goles de Aníbal Matellán y un doblete de Alejandro “Papu” Gómez, mientras que para los aztecas convirtieron Cabañas y Enrique Esqueda. A falta de 90 minutos el estadio de Racing se preparó para recibir el último partido del torneo continental el día 5 de diciembre, en este encuentro los dirigidos por Alfaro cayeron por 2 a 1 con goles de Cristian Díaz (en contra) y el mexicano Juan Carlos Silva. A pesar de la derrota, Arsenal se coronó campeón por primera vez en la historia del club, debido a la cantidad de goles convertidos en condición de visitante. Tal es así que el legado de ese plantel quedará en la historia del futbol argentino por ser el primer equipo denominado “chico” en conseguir una Copa Sudamericana.

Gracias a este título, el elenco del sur de la Provincia de Buenos Aires no dejó de hacer historia, puesto que al año siguiente disputó y obtuvo su segunda corona internacional, la Copa Suruga Bank en Japón.
Santiago Leoni, Gonzalo Méndez, Rodrigo Piergiovanni y Diego Papagno, 2do B TT.