La cámara baja del Congreso aprobó el proyecto de ley de casos de delitos flagrantes y Técnicas Especiales de Investigación (TEI)

Los diputados dieron media sanción a los dos proyectos de ley.

La Cámara de Diputados aprobó dos proyectos de ley, en materia de seguridad, que pretenden acelerar el enjuiciamiento de casos de delitos flagrantes e implementar técnicas especiales de investigación, impulsadas por el Poder Ejecutivo. Varios legisladores del Frente Para la Victoria se retiraron de sus bancas antes del inicio de la votación.

El primer proyecto de ley en cuestión pretende establecer un procedimiento de flagrancia con el objetivo de agilizar los juicios, en caso que el autor sea aprehendido al momento de cometer el delito, mientras la condena máxima no supere los 20 años de cárcel.

Mientras que, el segundo proyecto apunta a que un miembro de las fuerzas de seguridad  se infiltre en las organizaciones criminales o asociaciones delictivas, con el fin de identificar o detener a los autores o protagonistas y reunir información y elementos necesarios para la investigación.

Luis Petri y Graciela Burgos, diputados de la UCR-Cambiemos, fueron los encargados de abrir el debate de ambos proyectos oficialistas. En donde el oficialismo contó con el apoyo del massismo, el bloque justicialista y otras bancas minoritarias. “Vamos a lograr defender al imputado, asistir a la víctima, y atender al reclamo de la sociedad”, afirmó el presidente de la Comisión de Seguridad Interior, con respecto a el procedimiento de flagrancia. Por su parte, la jujeña Burgos, se refirió al proyecto de Técnicas Especiales de Investigación (TEI) y sostuvo que se busca “la persecución a las organizaciones criminales que han penetrado en nuestro país, porque desde hace bastantes años tenemos fronteras sumamente permeables que han posibilitado, entre otras cosas, el desarrollo del narcotráfico”

Al momento de comenzar, legisladores kirchneristas tomaron la determinación de abandonar el recinto. Obligando a el presidente de la Cámara, Emilio Mozzo, a apurar la votación ante el peligro de no lograr el quorum.

Luego de seis horas de intenso debate, el primer proyecto obtuvo 171 votos a favor, 11 en contra y 9 abstenciones por parte del Frente Para la Victoria; en tanto, el segundo, alcanzó 129 votos a favor, 9 en contra y 3 abstenciones.  La iniciativa ya fue enviada al Senado.