Un juego de palos

El reglamento internacional del golf indica que un jugador puede llevar en su bolsa hasta 14 palos. Estos se dividen en dos amplias categorías, maderas y hierros, en referencia al material con el que eran construidos originalmente (hoy en día se construyen con varas de acero o grafito).

Cada uno cumple una función específica. En el caso de las maderas, están enumerados del 1 al cinco, mientras que los hierros van del 1 al 9. El driver (madera 1) es el palo más largo y brinda la mayor potencia de disparo, sin embargo no es muy utilizado. Por lo general, los golfistas llevan la madera 3 y 5 en la bolsa, porque son las más adecuadas para los golpes largos o las salidas del tee.

Por otro lado, los hierros que suelen viajar en la bolsa son los que van del 3 al 9, el 1 y 2 por ser los más largos son también muy difíciles de maniobrar. El hierro nueve permite recorrer una distancia, en promedio, de 110 metros y el número asciende de diez en diez a medida que desciende el número del palo.

El putter es un palo diseñado exclusivamente para darle a la bola cuando ésta se encuentra en el green, ya que permite que se ruede sin elevarse del suelo hasta llegar al hoyo.

Elky Lalangui Chocan