La Torre se Copa

Juan Martín Del Potro vuelve al ruedo y quiere representar a la Argentina en la alta competición.

Luego de varias lesiones y operaciones en ambas muñecas, Juan Martín Del Potro anunció que estará a disposición de Daniel Orsanic, el capitán argentino de Copa Davis, para disputar los cuartos de final frente a Italia, serie que se llevará a cabo entre el 15 y 17 de julio en el país europeo, para continuar la gira de 2016, ya que con anterioridad afrontará el ATP de Stuttgart, Queen’s y Wimbledon.

El tandilense volvería en busca de la preciada copa, la que Argentina aún no posee en sus vitrinas, luego de 4 años, ya que su última participación en el certamen data del año 2012 cuando consiguió sus dos puntos frente a Croacia en la serie disputada en Buenos Aires, por los cuartos de final, al vencer a Ivo Karlovic (6-2, 7-6(7) y 6-1) y a Marin Cilic (6-1, 6-2 y 6-1); en semifinales ganó un punto al vencer a Radek Stepanek (6-4, 6-4 y 6-2) y se bajó de su segundo encuentro por una de sus tantas lesiones en la muñeca, la pesadilla de Delpo a lo largo de su exitosa carrera. Su reemplazante fue Carlos Berlocq, quien no pudo ante Tomas Berdych, lo que concluyó con la derrota argentina.

Este año, Juan Martín no disputó Roland Garros; se bajó de la competencia por una nueva molestia física. A pesar de eso, Del Potro se prepara física y mentalmente de cara a lo que se viene y se muestra optimista con su rendimiento diario. Como si fuera poco, el jugador oriundo de Tandil se encuentra dispuesto a formar parte de los Juegos Olímpicos de Río 2016, pero para eso debe hacer uso del sistema ranking protegido (el que utilizan los tenistas que bajaron varias posiciones, debido a las lesiones).

La Torre se encuentra ubicado en el puesto 233 de la clasificación mundial, pero beneficiado por este sistema, podría formar parte de la delegación que viajará a Brasil. Este módulo se puede utilizar en nueve torneos; su primera jugada sería para los Juegos Olímpicos.

La única y última participación de Juan Martin Del Potro en un certamen olímpico data del año 2012, cuando al caer con Roger Federer (6-3, 6-7(5) y 17-19), fue protagonista del partido al mejor de tres sets más largo de la era Abierta, al jugar 4.26 horas frente al suizo. Luego venció al serbio Novak Djokovic (7-5 y 6-4) en el partido por la medalla de bronce, y se convirtió en el primer argentino que logra una medalla individual de varones en este deporte.